fbpx

David del Puerto: Sonatas para Guitarra (volumen I)

por | 6/02/2020 | Crítica

No hay nada como tener principios para contradecirlos en cuanto surge la más mínima ocasión. Estaba yo concentrado en la crítica de música para piano cuando, de pronto, llega a mis manos este nuevo lanzamiento de Orpheus Classical con las tres primeras sonatas para guitarra de David del Puerto. Yo, que tengo un conocimiento más bien escaso de la técnica guitarrística, me he propuesto escribir sobre este disco como simple oyente, sin pretender profundizar más allá de lo que los sentidos me transmiten y las emociones que la música me sugiere. En otras palabras, voy a ser tremendamente subjetivo. Están avisados.

El compositor madrileño David del Puerto (1964), es una figura cuyo nombre no era desconocido para mí. Sí lo era, en cambio, su producción musical, con la que no había tenido el menor contacto en toda mi carrera. Cuando recibí el disco no tenía nada claro que no terminase siendo uno de tantos otros que no duran en mi reproductor de CD más de cinco minutos. Sin embargo, lejos de eso, encontré una música —diría que interpretada con gran sensibilidad y acierto por el guitarrista mexicano Jeremy Bass— que me atrapó desde el principio. Bien elaborada y formalmente coherente, la música de del Puerto habla con un lenguaje propio, con carácter y con fuerza. 

Se incluyen en el disco las sonatas nº1, 2 y 3, además de la pieza «Interludio de estío». La primera de estas sonatas está estructurada en cuatro movimientos, el primero de los cuales muestra un elegante y eficaz empleo del contrapunto. Sigue un movimiento rápido, en el que el germen reside en un patrón de notas repetidas. Quizá me equivoque pero no parece nada fácil para el intérprete, que además se ve obligado a constantes cambios de carácter. Este segundo movimiento tiene una parte central más lírica, cuyo sonido resulta muy dulce en la interpretación de Bass. El tercero, «Balada», arranca aparentando ser el movimiento más lento y expresivo de la sonata, aunque a medida que avanza vamos encontrando momentos que recuerdan al ambiente del primero. Armónicamente es muy interesante y, aunque no he tenido ocasión de hacer un análisis sobre la partitura, la escucha deja ver una gran atención al detalle y una búsqueda concienzuda del color sonoro. Precioso movimiento el Finale, que se mueve en un entorno armónico más cercano a la tradición tonal, con un primer tema que revolotea alrededor de una nota repetida incesantemente y que establece el centro en torno al cual orbita todo lo demás.

La segunda sonata, de mucha menor duración, es una obra más oscura que su hermana mayor. Su primer movimiento está plagado de pasajes de notas repetidas en los que se aprecia una cierta impaciencia, un nerviosismo que tiene al oyente en vilo hasta el delicado final. El segundo es un coral, muy breve, casi un puente entre los movimientos extremos. Predomina la textura homofónica y su atmósfera es mucho más plácida, si bien no se renuncia a determinadas construcciones armónicas que se me antojan inquietantes. El Rondó Scherzando es ágil, con unos patrones rítmicos muy enérgicos que parecen tomados del folklore y reelaborados para adaptarlos —con acierto y personalidad— a las intenciones expresivas del autor. 

«Interludio de estío» es una breve página en la que, al igual que en el último movimiento de la segunda sonata, el ritmo tiene un papel protagonista. Los esquemas rítmicos se revelan complejos y la armonía inquieta. Aunque tiene entidad propia bien podría ser un movimiento de una obra más grande. Es una pieza atractiva que, pese a su interés, queda un poco oculta tras la enjundia de las tres sonatas a las que acompaña: nadie repara en los peces piloto cuando nos rodean los tiburones.

La tercera sonata tiene cinco movimientos, el primero de los cuales es un preludio muy rítmico que da paso a un precioso tiempo lento cuyo fluir se ve interrumpido en varias ocasiones por pasajes de diferente matiz afectivo. El Scherzo con chacona que ocupa el tercer lugar nos devuelve al ambiente festivo y rítmico del inicio, mientras que en el cuarto movimiento, Fantasía, el compositor aprovecha para trasladar el protagonismo a la melodía. Los atractivos giros temáticos de este movimiento nos conducen al Finale en el que, una vez más, las notas repetidas y los motivos creados a partir de células diminutas tienen un predominio incontestable. Poco más de un minuto es suficiente para, de forma vivaz y vigorosa, cerrar la sonata con contundencia.

No imaginaba, al abrir este disco, que iba a encontrar en él tres obras de recursos tan variados y lenguaje tan personal. Además, el guitarrista Jeremy Bass hace un trabajo excepcional, la toma de sonido es impecable y el instrumento posee un sonido redondo, con cuerpo, que puede ser dulce y áspero a voluntad del intérprete. Sin duda se trata de música muy recomendable, incluso para los reticentes —sé que están ahí— a las músicas actuales. Denle una oportunidad a estas tres sonatas para guitarra de David del Puerto, porque si escuchan con mente abierta oirán un compositor de calidad que desarrolla su propia línea de expresión, que tiene mucho que decir y que, a la vista del resultado, sabe perfectamente cómo decirlo.

Soy pianista y profesor de conservatorio en la Comunidad de Madrid. Tras haber escrito durante algunos años en diferentes medios especializados he creado ESPACIO AREZZO, un blog en el que publico crítica, artículos de opinión y monografías, además de breves textos en clave de ensayo. Soy también productor audiovisual y técnico de sonido. En 2019 se estrenó mi primer largometraje documental y estoy en fase de producir el segundo.  Compagino mi trabajo en la docencia con la crítica y el mundo audiovisual. Álvaro Menéndez Granda

¡Suscríbete!

Si deseas permanecer informado de los últimos artículos y las críticas más recientes, suscríbete a nuestro boletín de noticias. No invadiremos tu bandeja de entrada: te enviaremos un email semanal y únicamente lo haremos si hay novedades en el blog.

Últimas críticas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Álvaro Menéndez Granda
  • Finalidad: Gestionar los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento (que estás de acuerdo en que recojamos tus datos)
  • Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Hostalia, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a www.espacio-arezzo.com dentro de la UE. Puedes ver la política de privacidad de Hostalia en la siguiente URL: https://www.hostalia.com/politica-privacidad/
  • Derechos: Podrás ejercer, entre otros, tu derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Siéntete libre de publicar un comentario si crees que tienes algo que aportar al artículo o deseas dar tu punto de vista. Por favor, ten encuenta que tu comentario pasará por una fase de moderación antes de ser publicado. Los comentarios ajenos al tema del artículo, ofensivos o con errores ortográficos no se publicarán.